miércoles

No Apurar...En Rodaje...

PARTE I:

En el estudio "Micros en Santiago: de enemigo público a servicio público" comandado por la lumbrera y ex-subsecretario Guillermo Díaz, se hace un análisis de la situación del transporte público en ese momento (año 2001), calificando al servicio de transporte de Santiago como 'el peor enemigo público de sus habitantes'. La hoy trillada y recursiva cita de Zamorano de que "¡puesss a cada 3 días muere una persona no!" se recoge en detalle en el documento, además de otras como que en el 2001 hubo 5.699 lesionados en accidentes de micro, de los cuales 112 murieron. Hay otros datos sino obvios anecdóticos, como el que un solo bus en promedio generaba el ruido equivalente 14,3 vehículos.
Las micros, aunque yo diría el transporte urbano en general, son una verdadera peste, todo se florece a su distancia. Según este estudio el valor del arriendo aumenta en cerca de$ 28.000 mensuales por cada 100 metros que un departamento se aleja de una calle ruidosa, lo cual implica $336 mil pesos al año, lo cual apreciaría unos 3,6 millones al valor del departamento. El estudio concluye su introducción con la frase: "El Plan Transantiago comprometido por el gobierno, y que entrará en vigencia hacia el 2005 (!), parece apuntar en la dirección correcta (!)". La inseguridad y la determinación se sienten en una única frase, de por si contradictoria. Ni el Transantiago entró en vigencia a tiempo, y ni el sistema ha probado hasta el momento 'apuntar en la dirección correcta'.

No es difícil darse cuenta que el Transantiago ha tenido algunos beneficios, como haber aparentemente resuelto los problemas apuntados arriba, como la contaminación, el ruido, aunque tampoco podemos olvidar la congestión. A un pueblo acostumbrado a respirar plomo, le importa muy poco este hecho versus el tener que esperar el doble tiempo en un paradero. Quizá los taxistas se lo agradezcan más al gobierno. Me tocó un viaje sorpresa a Santiago justo el primer día de puesta en marcha del 'revolucionario sistema' de transporte. Toda una inspiración. Se me repiten las palabras de papi Lagos, de hace unos días quien para mi sorpresa y decepción estimó que 'no estamos a la altura de un sistema como este'. Este editor más bien considera que los genios que planificaron la solución no están a la altura del problema. Aunque debo reconsiderar mi opinión, y al igual que el genio Díaz decir que más bien 'la solución de los genios no estaría a la altura del problema', pues uno nunca debe subestimar a la gente, me decía mi mamita, pues pueden sorprenderlo a uno con el inesperado combo del payaso, o un 'no contaban con mi astucia'. No deja de ser un hecho que el sistema partió incompleto, a la chilena. Los paraderos sin terminar y las soluciones sobre la marcha es una prueba, como la habilitación de cobradores en los paraderos dentro de un plan de contingencia. Para la risa, aunque el problema ni siquiera sea ese.

PARTE II:


Lo peor es la idea del Transantiago en si. ¿Que experiencia tiene Sonda en sistemas de cobro como este? Ninguna, punto. ¿Porqué un sistema que no permite efectivo? Obvio, para que no se roben los cobradores, transfiriéndole el cachito de ser asaltado a la población, total... ¿Y que pasa si yo piso Santiago por primera vez? Que pasa si soy de provincia o extranjero? Tome taxi pues... ¿que pasa si a las 12 de la noche quiero tomar micro y no tengo ni plata ni bip? Cagué nomáh? A las 12 no hay micro, no haga preguntas guevonas!En el metro habían unos recargadores de tarjeta. Al tratar de utilizarlo, le pregunto a un guardia del metro, y este me dice que solo podía recargarlo con la Tarjeta La Polar. ¿La que? En realidad sabía a lo que se refería, pero solo quería cerciorarme que no estaba delirando. Al parecer La Polar se ganó una licitación. ¿Como se presta el Metro (que a todo esto es público) para promover que la gente adquiera una tarjeta de una multi-tienda privada para que le sea más expedito tener saldo para la Bip? Aquí me quedo sin respuesta.

Entonces hay que recargar la tarjeta haciendo la cola para que te atienda el amable personal del metro. Y si el metro está cerrado? Cagué?

Suponemos que el sistema se irá perfeccionando. Cobradores se irán habilitando, el sector privado emitirá tarjetas de débito que funcionan como 'Bip' y en realidad el principal cambio será cultural, pues la gente se irá acostumbrando a recargar sus tarjetas con anticipación. Ganaremos todos, los micreros, la 'gente', el gobierno, y sobretodo ganarán los bancos que constituyen la AFT que podrán jugar con los rios de platal en efectivo que deberán administrar. Al estilo chileno, ganarán nuevamente los privados, a costo de la 'gente'. Todo esto mientras la naciente clase media, y sobretodo la GCU (Gente Como Uno), dice...'yo ocupo mi auto'.

PARTE III:

Pero como siempre, los micreros tienen al gobierno de un coco, entre la espada y la pared. Entre escándalos de corrupción, inoperancia y acusaciones de falta de liderazgo, el gobierno no pudo tener un peor momento para echar andar su sistemita estrella, calificándolo como el más moderno de latinoamericana. Yo que soy fan de Bachelet, me cagué de la risa. En orden alfabético Argentina, Brasil (al menos 15 grandes ciudades), y nuestra inspiración Colombia lo tienen hace mucho tiempo, décadas para ser exacto. Cuando cabro , el año 80 para ser exacto, viví en una ciudad de Brasil de poca importancia, que hoy tiene un millón de habitantes. En ese entonces contaba con un estupendo sistema de transporte con vías exclusivas, muérete!

Ahora la clave para el Gobierno está en dar vuelta la tortilla, y quedar muy bien parado. La experiencia de Ricardo 'Mago Papi de todo los chilenos' Lagos en el uso de prerrogativas del ejecutivo es una buena lección en la solución y debe ser un recurso de Bachelet. La bitacoreta.org, que ha recorrido varias capitales como un simple peatón, recomienda:

Bachelet, sin temblarle la mano, deberá hacer efectiva cuanta boleta de garantía se le cruce por delante, ante el más mínimo incumplimiento, por no pago de los sueldos y beneficios prometidos a choferes y por esconder las micros, y así ir restándole poder a esa tropa de mafiosos llamados 'empresarios microbuseros' los cuales ha gritado a 4 vientos sus pocas intenciones de cooperar, y por negligencia meter a la cárcel de una vez vía Consejo de Defensa del Estado a todopoderosos como Navarrete y compañía, hasta revocarles los contratos que los habilitan para funcionar dentro del Transantiago. Paralelamente ir habilitando un sistema de transporte público verdadero, de propiedad del Estado como debiera ser, y como es en países avanzados y otros no tanto, ya que por la mano blanda de sucesivos gobiernos y por tratar de razonar con pistoleros, permite que Santiago bordee el caos y que se le arruine la vida sobretodo a los sectores pobres, sin que los reales culpables hayan jamás pagado por ello.

7 comentarios:

M. Nicolas dijo...

"Hear, Hear" (The British Parliament)

o

"Oyez, Oyez, Oyez" (en la Corte Suprema de EEUU)

o

"Sipoh, na'qver que siga los hvns de siempre, matones, no son mas que matones, sipoh, dale noma' Miche, son todos patos malos" (Calle Agustinas)

Anónimo dijo...

Emita su voto:
http://www.victimasdeltransantiago.cl/
Porque la UDI escucha al mas necesitado.

Somos hombres y mujeres de la UDI que queremos prestar un servicio a la comunidad, frente a un momento especialmente difícil causado por el nuevo sistema de transporte público que ha establecido el Gobierno, procurando mejorar su servicio.

M. Nicolas dijo...

cacha la UDI. interveniendo los blogsssssssssssssssssssssss.

good luck with that!

M. Nicolas dijo...

arhggggggh
perdi tu mail.
mandame uno urgent
para pasarte el libro
curves

oktomanota dijo...

nicolas estoy deacuerdo contigo

M. Nicolas dijo...

retaaaaaaaaaaaaaaaaaa
llamaaaaaaaaaaaaaaaaa

Marilú dijo...

No mas transtortuga!!!!

Y que es eso de la UDI??? Y anonimo mas encima, puaj.

Saludos!

Amung us

Google News Chile - Chile