domingo

Ni Maraca ni Puta! Trabajadora de la calle...

Prólogo para la audiencia internacional:

El país llamado Chile, se divide de norte a sur en 13 regiones, estando Santiago, la capital, extrañamente asignada como la región número 13 o Región Metropolitana. No me pregunten porqué si existen 13 regiones de norte a sur, la número 13 no está al lado de la 12, sino que más bien entre la 5 y la 6, es decir en el medio del país. Solo les digo que la idea de numerar el país fue de los milícos. Quizá ahora se entienda mejor. En fin, volviendo a nuestra historia inicial, les cuento que en esa Región 13 o Metropolitana existen las llamadas comunas, o barrios. Una de esas comunas se llama Las Condes, barrio que tradicionalmente es residencia de familias de clase media, y sobretodo medio acomodada y de alto poder adquisitivo. Dentro de esta comuna, existe un área llamada El Golf, donde se encuentra el metro cuadrado más caro de Sudamérica. Las antiguas casas y palacetes franceses que alguna vez adornaron a tan tradicional vecindario, han sido exterminados como plagas de jardín para dar paso a imponentes edificios con punta de aguja, estilo Nueva York y a edificios blancos de espejos verdosos al más puro estilo Miami. Cualquier rastro de sabor típico chileno, ha sido exterminado a punta de cemento, espejos importados y nombres 'sofisticados' del estilo Ritz Carlton, Starbucks, Bennigan's, Fridays etc. Esta área está a escasas cuadras del llamado Sanhattan, o Manhattan Shileno, conformado por monumentales edificios inteligentes donde tienen sede multinacionales e importantes empresas nacionales.

En Chile, a la mujer que recibe dinero a cambio de sexo, se le dice Maraca. En los puertos y en las antiguas oficinas salitreras del país, los hombres se referían a ellas respetuosamente como Chimbirocas.

El problema
Como el dinero atrae, entre otras cosas el sexo pagado, la zona de El Golf, es así mismo medio laboral para un importante número de Chimbirocas quienes circulan por las calles del sector ya entrada la noche, en busca de un amable conductor que les permita llegar, no al orgasmo, sino que a fin de mes, con algo decente que comer.

La autoridad pública de más poder en la Comuna de Las Condes es el Alcalde. En el caso del Barrio El Golf, se trata del Alcalde Francisco de la Maza, a quien nos referiremos acá como 'Francisco el Granputofóbico'.

La solución
Pues Francisco el GranPutofóbico, con tal de combatir el rampante maraqueo afeador de calles, ideo una especie de toque de queda para automóviles en determinadas calles del barrio. A contar del 1 de Septiembre, y desde las 23.30 hasta las 5 AM, se restringe el tránsito vehicular por diversas arterias residenciales del Barrio El Golf. Para que no lo acusaran de fascista, ideó algo así como un plebiscito, recibiendo un 59.6% de apoyo popular. La medida será complementada por lo ya conocidos auto-patrullas (coincidentemente de color rojo night club) que circulan en el área. Francisco, quien se inspira en los mismos libros que su antecesor y amigo Lavin, se le ocurrió hace ya un tiempo atrás la original idea de presión sicológica. Esta consiste en que los auto-patrullas carguen en su parte superior unos enormes focos de alto poder, que iluminan a las chimbirocas, quienes corren todas avergonzadas con sus tacos aguja hacia el resguardo de un paradero de locomoción colectiva, alegando de pasada: "ayy que son pesssadossss"...

Pero Francisco elGranputofóbico no se quedó en las acciones nomás, sino que sacó la voz, pasando a la historia como uno de los más inconsecuentes caras de raja de la política reciente, al decir: "llamo al gobierno a no hacerse los ciegos y los sordos ante comercio sexual..."

Resulta que Francisco no solo es putofóbico, sino que además le carga la gente fea y la gente pobre. Menos aún si reúnen esas 3 condiciones: feos, pobres y chimbirocos. Sin embargo, para que no lo acusaran de clasista o que se yo de putofóbico, le mandó un segundo recado al gobierno, diciendo: "Ha llegado la hora en que en la zona metropolitana se defina un área con un barrio rojo, un lugar en que se puedan desarrollar este tipo de actividades" declaró el Edil, en el diario conservador El Mercurio de la capital, generando infartos, ataques histéricos, de pánico y parálisis faciales en el barrio alto. Entiéndase sin embargo que dijo 'la zona metropolitana', no Las Condes, tirándole de taquito la cefalea al que le llegue.

Imagínense que la Presidenta de Chile, en su promesa por acabar con la pobreza en los primeros 90 días de su mandato, decide construir un hoyo gigantesco, de cinco Km. de ancho y 2 de profundidad, donde enterrar a todo aquel que gane menos de un salario mínimo mensual. Una vez que metemos a todos los pobres, cerramos el hoyo con tierra, cemento, y solucionado el problema de la pobreza. Sobraría espacio para enterrar a cualquiera que tuviera algo más grave que un simple resfrío y solucionaríamos el problema de las filas en los hospitales. Ah, y enterremos a los viejos culiados también, (entiéndase por viejo culiado, aquel adulto mayor que alguna vez quisimos pero que ahora se orina solo) y le sobraría la plata de la jubilación al gobierno para seguir haciendo carreteras. Demás que si los apretamos un poco caben todos ¿Y los delincuentes? ¡Pero claro! Mira, hacemos el hoyo medio kilómetro más grande y nos cabe toda la plaga de chimbirocas desplazadas por Francisco Putofóbio de Las Condes. Y sabís que más, aprovechemos y metamos a los hippies, comunistas y a los maricones también, diría la oposición, inéditamente felices con la medida.

Por favor...

Estos son nuestros ilustres políticos. Uno ofrece cursos de peluquería como conversión de la prostitución, otro simplemente ventilarlos de la comuna, cual empleada floja mete la mugre bajo la alfombra.

Chimbiroca No! Trabajadora de la calle...
Claro, nadie quiere a una niña 'de esas' parada en la esquina de su casa. Menos si le muestra el colaless rosado metido en el culo, y una vistosa jarra de frutas de peluca, a cada auto que pasa por la esquina de tu hogar. Solo no hay que olvidar señor, señora, joven lector de la bitacoreta que, como cualquier producto o servicio de consumo masivo, la existencia del chimbiroqueo responde a una necesidad, y que por ende el problema está tanto en la oferta, como en la demanda.

20 comentarios:

Montserrat Nicolas dijo...

Así me gusta!. Lejos el mejor post del perruño.

Guau, Guau, Guau!

E insistimos, de dónde vienen los clientes??????????????????????

Cerquita, cerquita...

Pipiolex dijo...

Excelente nota!.

Sólo un pequeño aporte geográfico. En el Sanhattan también se encuentra la Embajada de USA, sólo que atravesando la avenida.
En fin...

Saludos

Vickyta dijo...

Excelente post perruno,de hecho yo vivo por ahí,imagínate mi "felicidad" ante la restricción de tránsito.Nunca me he topado con alguna señorita trabajando por mi morada eso si.Cambié tu link y lo titulé como lo pediste,saludos!!!

Pau dijo...

Te felicito por el post. Lejos uno de los mejores que te he leído.
Has dicho las cosas tal y como son... nada más.

Saludos.

Enzo Antonio dijo...

completísimo artículo, lo mejor que he leído sobre el tema, y te encuentro la razón, es un producto de consumo y por lo tanto tiene oferta y demanda.
saludos.

J. dijo...

Ta bueno el post, y que ridículo sale contarla, es como cuando hace unos años explicabas a un extyranjero que en Chile no había ley de divorcio, sólo una gran mentira de nulidad para los más ricos. Ahora esta situación me realmente me indigna, especialmente por lo absurdo de la medida, cacha como uno pierde la perspectiva estando aquí, sólo por lo absurdo de la medida.

Slds

haroldo salas dijo...

Falto agregar a los politicos que ofrecen cursos de peluqueria, los otros; esos que se roban las platas fiscales, se dicen del pueblo y se visten en armani.
Claro que es un producto de consumo, donde los clientes provienen de sectores acomodados que fruncen la nariz cuando estas "mujerzuejas" pululan por las afuera de sus casas.
Nadie las quiere de dia, pero muchso las buscan de noches.
Ahora, de ahi a cerrar las calles.....otras "estupenda medida" de un sector de nuestra clase politica: misma mierda, con distinto olor, como dirian en el campo; donde les llaman "chinas".
Saludos Cordiales

LaRomané dijo...

En los hoteles tb se les llama Chimbirocas....

SAbes, yo trabajo en ese sector y a pesar de circular a altas horas de la noche, nunca he visto travestis es esa área....será porque ya las recogieron todos los clientes???

Màs que el comercio sexual de los travestis, me parece más digno de análisis el tipo de cliente que solicita los servicios de un hombre vestido de mujer.


Cariños
x0x0x0
LaRomané

Montserrat Nicolas dijo...

Un alcance para quienes viven cerca del nuevo resort de Las Condes; son como unas cinco o seis chicas. resimpáticas y trabajadoras. Los clientes aterrizan en vehículos ostentosos...

Y perruño, Merci, por el buen juicio. Soy muy pero muy vanidosa.

majunche dijo...

Sabes...no se de que se espantan tanto, si de Plaza Italia hacia arriba pasan tanto o más cagadas q en la dirección contraria, la única diferencia es que tienen plata pa tapar esa mierda...yo me pregunto de donde viene la demanda??? y respondo con otra pregunta...si la mayor necesidad de "chimbirocas" viniera de estratos bajos o medios pq no se paran en alguna calle de Nuñoa o San Bernardo??? o será pq en el barrio alto hay más seguridad para que trabajen tranquilas o "tranquilos"?, la verdad...no creo.
Saludos!!!
P.D.: Excelente post...

Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO dijo...

Rico conocer tu nueva direcciòn para seguir con nuestro contacto. Han pasado muchas cosas en mi vida. Adicionalmente te cuento que estoy entrevistando bloguistas para la revista equinoXio (la nueva revista virtual). Es un èxito y es toda una experiencia, te invito a que pases por allá, el vìnculo està al final de mi post o en el botòn de equinoXio en mi blog.

Este tema me gustò porque lo enfocaste de la A hasta la Z, una ilustraciòn completa

Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO dijo...

... se me fue el correo sin terminarlo, te ofrezco disculpas por este lapsus.
Te decìa que enfocaste el tema como a mi me gusta "al desnudo", làstima lo de la corrupción, en mi país tambièn se vive mucho en el mundo polìtico a pesar de que está el presidente Uribe pero nada que ha podido con este tema.
Lo del comercio... ahora no es raro nada y más cuando hay dinero de por medio.
Un abrazo afectuoso y gusto en saber de tí!

omar dijo...

Bueno el post, el putofóbico debe haber sido "iniciado" como la mayoría de los niños de alcurnia de este país. Ver "Julio comienza en Julio". Tal vez su inicio no fue muy bueno. Sugiero al putofóbico escuchar canción para la magdalena de Sabina.
Un abrazo

Noelia dijo...

....oooO
....(....)... Oooo
.....)../. ...(....)
....(_/.......)../
..............(_/
....oooO
....(....)... Oooo
.....)../. ...(....)
....(_/.......)../
..............(_/
...... Pasé Por
......... Aquí

Hola!
te dejo mis huellas por aqui para agradecerte tu visita a mi lugarcito, te agradezco mucho... bienvenido!
En cuando a tu post coincido con vos, tuve oportunidad de leer otros post hablando sobre el mismo tema que realmente no me parecio correcto desvalorizar asi a las personas que como la mayoria de las personas trabajan, y bueno cada uno trabaja de lo que puede, de lo que quiere, y de lo que le gusta, es asi, pero no porque una persona trabaje de algo que por desgracia la sociedad lo considera deshonesto o incorrecto, porque vivimos en un mundo que cuando alguien hace las cosas mal todos los señalan con un dedo... y que pasa? todo el mundo se pregunta porque hacer eso si pueden hacer otra cosa "mas honesta", nadie sabe la vida de esas personas ni mucho menos lo que hay detras de ellas.
Asi que no me parece justo juzgar asi a las personas.
Disculpa pero me re gusto el tema, exelente post.
Te estare visitando
BYe =)

luissifuentes dijo...

tema controvertido....abordado de una manera audaz y mordaz ...te seguimos leyendo.

La Hormiguita Cantora dijo...

Hola Bitacoreta!

La verdad es que encuentro necesaria una zona roja. Así la gente sabría donde ir, nadie molestaría a nadie (ni los particulares a las trabajadoras ni los clientes, o viceversa), y hasta podrían hacerse mejores planes de salud, etc que no sólo cuidarían a quienes ejercen el comercio sexual y a los clientes sino también a sus familias.

Ahora viene "la parte mala", donde te encuentro toda la razón. Quién querría cerca el "punto de encuentro de todos los vicios"? Nadie! Ni siquiera el cliente cuicamente dependiente de aquellos servicios.

Y salimos con soluciones tan pintorescas como prohibir a los locales funcionar dp de las 12 en ciertos barrios, hacer plebiscitos donde ni siquiera participa toda la gente q vive en el sector -porque es un "plebiscito de buena fe"- y pelotearle el problema a otro. (Aunque como todo tiene 2 caras, es cierto que es que no es tema del alcalde erradicar la prostitución y un poco de presión al gobierno para que se preocupe de estas personas no es malo)

En fin, qué lesera. Saludotes!!

Guita (hormi...)

Pipiolex dijo...

Míster Dog:
Acabo de ver que me linkeaste.

Lamentablemente no puedo retribuir la amabilidad porque mi template no lo permite.

Saludos

El "Dulzor de Ostras" dijo...

Visita Caracas y saldrías corriendo. Nuestro payaso…, perdón, Nuestro Presidente y sus acólitos hacen lo demás. Es una lastima, mi país es hermoso. Bueno, no soy nada original, todo el mundo dice de su país y su ciudad es hermosa.
Buen post.

Volveré, si Usted me lo permite.

Daniel dijo...

y pensar que muchos de los clientes son de esa zona, tienen plata y hasta familia, y pagan lo que sea por tener un poco de sexo. El tipico doble estandar chileno. Saludos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Tratas el tema de una forma bastante elogiable. Como lo he pensado desde que surgió el problema, la solución de De La Maza es digna de los chistes de Don Otto.

Linda la cosa...llegó la hora de definir un Barrio Rojo, ¿y por qué no en la propia Las Condes? Ataquemos la demanda, señores...y no se hace porque, claro, son gente poderosa. Pero se me ocurre la idea de la sanción social; Hugh Grant no volvió a ser el mismo desde que se metió con Divine Brown.

Saludos cordiales.

Amung us

Google News Chile - Chile