jueves

Histórias de micro

Me parece oportuno hacer un homenaje, por humilde que sea, a nuestro sistema de transporte Santiaguino principalmente ahora, en vísperas de la jubilación del 'sistema' anterior, ajustado con pericia milico Prusiana a mediados de los 70 y basado en una expedita red de pequeños buses llamados liebres que recorrían los puntos mas alejados de la capital, Pudahuel-Lo Barnechea por ejemplo, en no menos de 2 horas y cuarto (de ida), y reemplazada hacia los 90 por una 'revolucionaria' tecnología de paraderos diferidos y vías exclusivas que permitió una vez más aumentar la calidad de vida de los Santiaguinos por medio del ordenamiento del flujo vehicular a través de la instalación de unos bloques de cemento de 20cm. de alto (inteligentemente mimetizados con el asfalto) en las amplias avenidas, que dividían las líneas del tráfico y aunque de un relativo peligro para los automóviles si estuvo a la altura del momento democrático de la época e hizo realidad el anhelado sueño de nuestros sacrificados microbuseros de contar con vías exclusivas para sus busetas. ¿Que importaba si uno al manejar por la Alameda distraído sentía repentinamente aquel incómodo golpe seco al cambiar de líneas luego de haber pasado sobre algo parecido a una piedra de 100 kilos, con la consecuente rotura de los amortiguadores y homocinéticas? Nada importaba, el transporte se modernizaba, el país avanzaba mano a mano con las circunstancias....con el progreso, con nuestra condición de capital de una nación tigre.

Han sido años de 'avance' siempre hacia delante, en paralelo a la calidad y el progreso que una economía 'pujante' y sobretodo 'democrática' como la nuestra requiere.

Ejemm...

En un esfuerzo inédito por contribuir a la memoria histórica de la nación, a partir de esta semana (con suerte) y hasta el lanzamiento del nuevo sistema TranSantiago el 10 de Febrero (con igual suerte), el editor de la Bitacoreta.org relatará algunas sabrosas anécdotas vividas en su condición de usuario de este singular medio de transporte Santiaguino.

No se lo pierda!

Foto: www.busesurbanoschile.cl/

5 comentarios:

M. Nicolas dijo...

Siiiiii. SIn falta! Espero por lo menos algunas anécdotas sobre atraques en los pasillos, la humillación del pase escolar, etc.

Y sobre el libraco, te mandaré instrucciones...

Curves

J. dijo...

- Historias de micros? por montones
- Incidentes por los bloques de cemento? preguntale a mi papá que le pasó al eje del auto de mi hermano cuando paseo por las calles capitalinas.
- Transantiago? el bombo favorito que opacara al festival de viña, porque en un mes sin noticias, como tambor le darán al cojeante inicio del sistema.

Slds

Marilú dijo...

No me lo perderé.
Las historias de micros son lo que le dan el realismo mágico a este país de jaguares.

Saludos.

Negrosuperstar dijo...

dale.

Eduardo Reyes Bade dijo...

Lamento que tan esperanzadora ilusión de que el pasado de las micros queden atrás, no sea tan efectivo mi amigo, pues quienes no estamos tan lejos como tú de esta realidad, sabemos lo chanta que es este Gobierno para llevar a cabo sus “reformas”. Las micros que hoy circulan pintadas de rojo, azul, amarillo y hasta rosadas, no son más que las mismas antiguas amarillas, donde los asientos siguen siendo tan indignos como siempre, rayadas, sucias y tercermundistas.

Las únicas nuevas son efectivamente aquellas que están unidas y que son más grandes, pero hubieras visto lo tragicómico de una señora que se sacó la cresta porque su diseño interior tiene más desniveles que la chucha.

Cuando vengas nuevamente, te invitaré un rico café con piernas e iremos al centro en micro, para que veas que no te estoy engrupiendo y daremos un rico paseo por Santiago City en estas remodeladas reformas al transporte público de mi lindo país.


Eduardo Reyes Bade

Amung us

Google News Chile - Chile